Para mejorar la calidad de nuestros servicios, brindarle una grata experiencia y analizar sus hábitos de navegación como usuario de www.herbalife.es, le informamos de que utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando por www.herbalife.es consideraremos que acepta el uso de las cookies. Si desea obtener más información, puede acceder a nuestra política de cookies pinchando aquí.

Seis mitos y verdades sobre la crema solar

Print
Seis mitos y verdades sobre la crema solar

Mito 1 sobre la crema solar: Las personas de piel morena no necesitan ponerse crema solar

Independientemente de lo morena o blanca que tengamos la piel, es importante usar una crema para el sol. Si no se protege, la piel de todo el mundo puede quemarse, envejecer de forma prematura y contraer cáncer. No creas ni por un segundo que, por tener la piel morena, no necesitas crema solar. Todo el mundo, sea cual sea el color de su piel, debe ponerse crema solar de forma habitual.

Mito 2 sobre la crema solar: No hace falta aplicarse crema solar si el maquillaje ya lo contiene

Antes me entusiasmaba que, gracias al maquillaje, no hiciese falta la crema solar. Eso sí que es dejarse engañar por una falsa sensación de seguridad. Por desgracia, lo que aprendí fue lo contrario. En principio, hoy en día todas las bases, coloretes y polvos bronceadores contienen FPS, pero con eso no basta. El maquillaje con FPS se suele aplicar de forma desigual. Piensa en la pinceladita de colorete o en la pequeña cantidad de base que solemos ponernos. No es suficiente para una protección adecuada. Aunque sea beneficioso para las áreas en las que sí aplicamos una buena capa de producto, es crucial reforzar la protección aplicando también una un protector solar. Elige una crema hidratante diaria con FPS 30. Conseguirás hidratación y protección en un solo paso.

Mito 3 sobre la crema solar: Si la etiqueta de la crema solar indica que es resistente al agua, entonces no hace falta volver a ponerse crema

Hay que volver a ponerse crema al menos cada dos horas o con una frecuencia aún mayor estamos nadando o sudando. Es fácil olvidarse de aplicar crema de nuevo cuando estamos pasándolo bien en la playa o en la piscina. Ten siempre crema solar en un lugar visible para que no se te olvide. Si te resulta imposible, ponte una alarma en el móvil u otro dispositivo móvil para recordártelo. Si eres como yo, puede que lleves la crema solar en el fondo de la bolsa de playa, pero siempre tienes el móvil a mano.

Mito 4 sobre la crema solar: Las cremas solares sólo están diseñadas para determinadas partes del cuerpo.

Hay que ponerse crema solar en toda la piel expuesta al sol. En esto se incluyen los pies, las orejas, la espalda, los brazos, las piernas, el cuello... Todas las partes del cuerpo expuestas necesitan protección. Lo que más me ha preocupado siempre es la cara, porque quiero tener controlada cualquier posible arruga o línea fina. Pero, tras una minuciosa inspección de mi cuerpo, me llevé una sorpresa desagradable que me abrió los ojos. Tenía unas manchas oscuras en ellos, al igual que en la zona del escote. Incluso tenía signos de daños producidos por el sol en las piernas, ya que de joven no tomé precauciones en busca del bronceado perfecto. Me he vuelto obsesiva con las palmas de las manos y ahora llevo crema solar en el portavasos del coche. ¡Si se ve, necesita crema solar!

Mito 5 sobre la crema solar: Las cremas solares para adultos no protegen tanto como las cremas diseñadas para niños.

Los cremas solares contienen los mismos ingredientes activos, sean para niños o para adultos. Si comparamos dos productos con el mismo factor de protección solar, sean para niños o para adultos, el grado de protección es similar. Sin embargo, hay distintos tipos de fórmulas y muchas cremas solares para niños contienen fórmulas más suaves, concebidas para pieles sensibles. Pueden ser sin perfume y sin parabenos añadidos. Muchos productos para niños son inocuos para no irritar los ojos.

Mito 6 sobre la crema solar: Puedes usar este año ese bote del año pasado

Si te sobró un bote de crema solar del año pasado, hazte un favor y tírala. En primer lugar, si te pones crema solar cada día, no tiene por qué sobrarte. Como norma general, no trates la crema solar como un producto de temporada; en lugar de ello, conciénciate de su importancia durante todo el año. Comprueba siempre las fechas de caducidad de los botes. Encontrarás las fechas en la propia etiqueta o en el borde ondulado del tubo. Nada dura para siempre y los cremas solares pierden su eficacia con el tiempo. Fíjate en las fechas de caducidad y asegúrate de aplicarte algo que te proteja la piel de verdad.

Recuerda llevar contigo la Crema Hidratante con FPS 30 Herbalife


Escrito por la experta en belleza

Laura Chacón-Garbato, Directora de Nutrición Externa de Herbalife.

Utilice los productos Herbalife en el marco de una dieta variada y equilibrada, como parte de un estilo de vida saludable y activo. Consulte los envases para el modo de empleo y no se exceda de las cantidades recomendadas. Guarde los productos fuera del alcance de los niños.
© Herbalife. Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso escrito. Todos los Derechos Reservados. Todas las marcas comerciales mostradas en estas páginas, salvo indicación contraria, son propiedad de Herbalife International, Inc.
 
Herbalife es signatario Código de Conducta del de la AVD y un orgulloso miembro de:
 
  • AFEPADI logo
  • Arbitraje de Consumo logo
  • AVD
  • FSE logo
  • IADSA
  • WFDSA


es-ES | 15/12/2017 23:06:18 | NAMP2HLASPX01