Para mejorar la calidad de nuestros servicios, brindarle una grata experiencia y analizar sus hábitos de navegación como usuario de www.herbalife.es, le informamos de que utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando por www.herbalife.es consideraremos que acepta el uso de las cookies. Si desea obtener más información, puede acceder a nuestra política de cookies pinchando aquí.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad. Por favor, haga clic aquí para revisarla ahora.

Cómo cuidar la piel grasa

Print
Cómo cuidar la piel grasa

Elige la crema limpiadora ideal para tu piel grasa

El primer paso de todo régimen saludable de cuidado de la piel es la limpieza. Elige una crema limpiadora formulada para piel grasa y no olvides hacerte una limpieza de piel con agua tibia dos veces al día: cuando te despiertes por la mañana y antes de acostarte.

Aplícate una prebase

Escoge una prebase con efecto mate que reduzca el brillo Te ayudará a conservar el maquillaje y a controlar el exceso de grasa. Hoy en día, las prebase tienen magníficos ingredientes que van mucho más allá de facilitar la aplicación del maquillaje. Busca una que tenga vitaminas antioxidantes para combatir los radicales libres.

La protección solar sigue siendo imprescindible

No puedes dejar de ponerte protector solar bajo ninguna circunstancia. Antes parecía que era el enemigo número uno de la piel grasa, pero ya no es así. Los productos con protector solar han avanzado mucho y ahora se absorben con mayor rapidez. Muchos son menos grasos, tienen un efecto más mate y no dejan sensación grasienta ni brillo. De hecho, algunos dejan la piel con una ligera y agradable sensación, como si estuviera empolvada, que va genial para la piel grasa. Para lucir una piel joven y saludable, es de vital importancia usar un protector solar. Por lo tanto, busca uno que te dé resultados óptimos.

No apliques demasiado

A todos nos cuesta acertar con la cantidad de producto que conviene aplicar. A la mayoría nos basta con aplicar en la cara una cantidad de producto equivalente al tamaño de una moneda de diez céntimos para los sérum y las cremas de día y de noche. Si te pones demasiado producto, podrías aumentar mucho el brillo.

A continuación, te ofrecemos un consejo sencillo para asegurarte de aplicar la cantidad correcta de producto y no pasarte. Aplica pequeñas cantidades del producto en cinco puntos: la frente, la nariz, la barbilla y las mejillas. A continuación, expándelo hacia arriba y hacia afuera: hacia arriba para ir contra la gravedad y hacia afuera hasta la línea del cabello. Deja que se absorba. Si, después de este paso, te parece necesitas un poquito más de producto en una determinada zona, ponte más solamente en esa zona. Yo me lo aplico así todos los días. Por alguna razón, siempre necesito un poco más de crema hidratante en el lado izquierdo de la frente. Estoy segura de que esta es la zona de la cara donde más me da el sol cuando conduzco y, por lo tanto, es la que más ha sufrido a lo largo de los años.

Ponte una mascarilla de arcilla

Las mascarillas son ideales para la piel grasa. No hace falta hacerlo todos los días, pero una vez por semana aproximadamente puede darte excelentes resultados en la piel. La arcilla de bentonita es mi tipo favorito de arcilla, ya que es conocida por sus propiedades de absorción y tonificación. Elimina la grasa, la suciedad y la piel muerta. Por ello, ayuda a prevenir la obstrucción de los poros, que causa en última instancia brotes de acné. Una buena mascarilla de arcilla debería ayudarte a reducir el tamaño de los poros.

Más consejos para cuidar la piel grasa

  • Utiliza un tonificador sin alcohol cada mañana y cada noche antes de acostarte para favorecer el equilibrio de la piel.
  • Ten a mano papel o polvo secante para ayudarte a eliminar la grasa sobrante.
  • No te excedas en la cantidad ni en el número de productos que te apliques. Busca una crema hidratante o sérum con FPS para evitar aplicarte una capa adicional.
  • En cuanto a los cosméticos, piensa siempre en un efecto mate. Todo lo que sirva para ayudarte a absorber la grasa y a reducir el brillo supone una gran ventaja.
  • No hay ningún problema por la presencia de grasa en la piel. Sin duda, reduce la aparición de líneas de expresión y arrugas. Sólo cuando tenemos demasiada, empezamos a tener un aspecto graso, lo cual podemos remediar con los consejos que hemos explicado.

 

es-ES | 22/07/2018 7:26:48 | NAMP2HLASPX01